:: CT Personal Blog
http://ctmedia.co

 

lunes, junio 12, 2006

>>Mientras yo le escribo al rock....

La invasión británica: nueva conquista territorial

Primero lo intentó Cliff Richard and the Shadows, en los cincuenta, pero sólo a partir de los Beatles el Rock 'se puso otra camiseta'.

Aún hoy en día Reino Unido y E.U. mantienen un debate con sabor patriótico: ¿en qué costado del océano se hizo la porción más importante de la historia del Rock?

Aunque el Rock and Roll y el Blues surgieron en Estados Unidos, la influencia del Rock Británico fue importante a partir de 1960.

Según cuenta la historia, las primeras grabaciones de Muddy Waters, Bo Diddley, Chuck Berry y Ray Charles llegaron a la isla europea entre 1957 y 1965. Los jóvenes británicos más rebeldes asistían a los bares de los puertos, y oían los acetatos en las rockolas, o los pedían a los marinos que emprendían viajes a E.U.

Esos discos de R&B fueron la primera influencia de los músicos británicos. Es por eso que las voces de Mick Jagger, John Lennon y Eric Burdon (Rolling Stones, los Beatles y The Animals) fueron similares a las voces negras estadounidenses.

La influencia del Rock and Roll fue adquirida por los Beatles, The Zombies, The Hollies y The Dave Clark Five.

Otro escenario del Rock británico fue el blues rock, iniciado por Alexis Korner, y que luego seguirían The John Mayall Bluesbreakers, Fleetwood Mac y The Yardbirds, en donde iniciaron su carrera Eric Clapton, Jeff Beck y Jimmy Page.


Fábrica de 'Teen Idols'


Detrás del éxito de los Beatles y los Rolling Stones, surgió una ola musical con toda la producción de Reino Unido, que le abrió las puertas a la posibilidad de abarcar todo el mercado estadounidense.

En momentos en que Estados Unidos vivía la cultura 'bubblegum' de la serie de televisión 'The Brady Bunch' o la aparición del grupo 'The Monkees' -que resultó ser un fraude-, los productores musicales británicos decidieron meterse al mercado de los ídolos para adolescentes.

Fruto de esa ola fueron los Herman Hermits, producidos por Mickie Most, quien también impulsó a Donovan, una versión más moderna de Frankie Avalon.

Las melodías eran suaves y los sonidos estaban configurados para sonar en radio. Su objetivo: ubicar sencillos en el mercado estadounidense de los adolescentes 'gritones' que antes clamaron a los Beatles.


Generación incomprendida


Conquistado el territorio estadounidense, y abiertas las puertas para la experimentación con la faceta inesperada de los Beatles y la sicodelia, surgieron las bandas más ruidosas de la década.

Por un lado estuvieron The Who, The Kinks, que representaban a una generación ácida. Las canciones 'Can't explain' y 'My Generation', de The Who, fueron un himno con el cual la juventud se sintió representada.

En la segunda mitad de los sesenta también se destacaron las bandas sicodélicas: Traffic, la agrupación de Steve Winwood, y Cream, de Eric Clapton, luego se fusionaron en Blind Faith.

Surgió también un grupo de estudiantes de arquitectura de la Universidad de Cambridge que quería hacer música más compleja. A partir del nombre de dos antíguos cantantes de blues, Pink Anderson y Floyd Council, tomaron el nombre que en los setenta los llevaría a la fama y a construir otra generación musical y conceptual: Pink Floyd

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

http://ctmedia.co