:: CT Personal Blog
http://ctmedia.co

 

domingo, junio 13, 2010

:: En tablas Inglaterra Estados Unidos por el Grupo C de la Copa Mundo

Las estadísticas dicen que hace 60 años, en Belo Horizonte (Brasil), Inglaterra y Estados Unidos se enfrentaron por única vez en un Mundial de fútbol. Un 1 – 0 a favor de los estadounidenses, daba a este partido aires de revancha. Los demás fueron amistosos con amplia ventaja para la isla, pero eso no cuenta.




Partido intenso, disputado en 30 metros, apretado, equipos cortos que no dejan espacio para el tránsito del balón. En estos casos la sorpresa es la ganadora. Un poco más de tres minutos y después de un saque de banda, Heskey se la cede a Gerrard que como una exhalación, de izquierda a derecha se cruza frente a la portería y con el borde del pie, apenas inclinado, desvía el balón a la derecha y cambia la historia del partido.

Los planes de Estados Unidos se desbaratan con este gol tempranero. Hay que salir a buscar el empate y los estadounidenses, sorprendidos, se van en bloque. A los 13, uno tras otro, tres tiros de esquina atestiguan su ansiedad y comienzan a abrir la cancha por la derecha. A los ingleses se les diluye por momentos el partido, pero también ponen su cuota, aunque Rooney apenas aparece.

Es un partido de toma y dame con una gran virtud de los ingleses, se defienden con uñas y dientes. Hasta siete hombres bajan copando todos los espacios. Bradley organiza a Estados Unidos y Gerrard hace lo propio con los suyos. Estados Unidos tiene más tiempo el balón pero Inglaterra tapona cualquier grieta.

Entonces sucede lo increíble. Un remate de Dempsey, suave, le llega sin problemas a Robert Green, le rebota en las manos y en un segundo interminable se va por su derecha, despacio, trastabillando, hacia el fondo de la red. La pifia del mundial. Cuando se haga su recuento, una de las imágenes será esta. Una pelota inocente le gana la partida al arquero. Minuto 39, un 039 como la canción de Alejo Durán… “a mi esa cosa me duele”.

Después del desconcierto y el descanso, Inglaterra sale a ganar el partido. -Rooney, ¿dónde está Rooney?- Heskey pone a prueba al arquero Howard después de un pase de profundidad de Lennon, Casi el segundo de Inglaterra. Pasan los minutos y apenas una ocasión de gol, pelotazos largos, al vacío, y la porfiada Inglaterra se instala en el último cuarto de cancha de Estados Unidos.

Rooney aparece por momentos, arrastra marcas, lo intenta con poca fortuna, pero en ese momento, cuando se echa el equipo al hombro, se ve a una Inglaterra diferente. Estados Unidos también tiene opciones de gol. Un partido de ida y vuelta, a veces desordenado cuando se está frente al arco, pero jugado con ganas. Tiempo para todo, incluso para que Green se redima, tapándole a Altidore un disparo a boca de jarro. El que peca y reza, empata.

1 – 1 justo, aunque huelga decir que en el fútbol no hay justicia, hay goles, pero en esta ocasión, el marcador representa lo que se vio en el partido. La revancha queda en remojo, y Rooney en deuda.


Alienaciones

Inglaterra

Robert Green; Glen Johnson, John Terry, Ledley King (Jamie Carragher, m.46), Ashley Cole; Aaron Lennon, Frank Lampard, Steven Gerrard, James Milner (Shaun Wright-Phillips, m.31); Wayne Roney, Emile Heskey (Peter Crouch, m.79).

Estados Unidos

Tim Howard; Steve Cherundolo, Jay DeMerit, Oguchi Onyewu, Carlos Bocanegra; Clint Dempsey, Michael Bradley, Ricardo Clark, Landon Donovan; Jozy Altidore (Stuart Holden, m.86), Robbie Findley (Edson Buddle, m.77.)

Goles: Gerrard (4') Dempsey (41')

Árbitro: Carlos Simon (Brasil). Tarjetas amarillas: a los ingleses Milner y Carragher; a los estadounidenses Cherundolo, Demerit y Findley.

Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

http://ctmedia.co